¿Has dado un “toque” a tu tabla de surf? Es probable que tenga solución. Sigue estos sencillos pasos y volverá a relucir caso como nueva.

Para esta sencilla receta necesitas:

-Resina de poliéster + catalizador (10 euros, 1 kilo)

-Micro esferas de vidrio (12 euros, 250 gr)

-Cuchillo afilado

-Lijas (gruesa y fina, 80-500) (5 euros)

Pasos a seguir:

1.- Corta con sumo cuidado el borde con un cuchillo bien afilado para que la incisión sea efectiva y no dañe más la tabla. Quita los restos y trozos sueltos hasta dejar la zona dañada totalmente limpia. Lija los bordes antes del siguiente paso.

2.- Haz una mezcla a base de la resina de poliéster y las micro esferas de fibra. Tendría que tener una consistencia similar de un yogur. Añade un tapón de limpia catalizadores y aumentará la densidad e impermeabilidad de la misma.

2.- Aplica la mezcla que acabas de hacer hasta tapar toda la zona dañada.

3.- Una vez seca la mezcla, pasaremos una lija hasta que quede uniforme y suave. Es conveniente empezar con la lija más gorda para pasar luego a la más fina. El movimiento más efectivo es realizar círculos de manera repetitiva y cuidadosa.

Aprovecha para hacerte con un kit de reparación. Si ha pasado una vez es probable que ocurra una segunda. Si el golpe es muy grande con este remedio casero posiblemente no puedas arreglar tu tabla. En ese caso, tocará llevarla a un profesional, un ‘shaper’, para evaluar daños y costes de reparación. No cualquiera vale para el oficio porque requiere de cierta maña, habilidad y experiencia, de ahí que sea importante ponerse en manos de uno de confianza. Si estás en Lanzarote pásate por Calima Surf Camp y te haremos una evaluación gratuita. Te diremos si conviene una reparación o colgar la tabla como trofeo en la pared.