Cuando hablamos de descenso de aguas bravas estamos hablando de un deporte de aventura náutico que cada vez es seguido por más aventureros, sobre todo en los últimos años, que aman realizar un deporte de riesgo en plena naturaleza.

Se encuentra dividido en dos especialidades como son el rafting y el descenso en kayak. Se practica en ríos que ofrecen aguas rápidas y que ofrecen también variaciones de dirección y sentido dentro de su curso. Si tu pasión son los deportes de riesgo en la naturaleza, eres surfero y tienes las olas del mar cerca, en JerteXtrem, en el Jerte, Cáceres, podrás practicar este deporte y entrenar con el para cuando desees practicar surf, y así no perder ninguna de tus habilidades adquiridas.

Este tipo de deporte comenzó a practicarse a finales del siglo XIX en algunos países como Francia o Alemania, pero el aumento de su práctica fue alrededor de 1980, con el inicio de la fabricación de embarcaciones en plástico de polietileno.

Para este deporte se requiere una gran preparación tanto física como mental, porque requiere de gran concentración y preparación especial para sortear algunas de las dificultades que se nos puedan presentar a lo largo del trayecto por el río de forma totalmente inesperada. Además, es muy importante respetar las normas de seguridad porque el no respetarlas puede llevar a convertirse en una mala experiencia. Por esto es necesario realizar algún curso previo de entrenamiento en centros especializados como los que ofrece JerteXtrem para el descenso de aguas bravas cerca de Madrid. Una variante es el descenso de aguas bravas en kayak, que con el paso del tiempo, las embarcaciones son más sofisticadas y livianas, con grandes diseños que permiten desarrollar un perfecto grado de estabilidad.